body {background:transparent url(url_de_la_imagen_de_fondo);}

17.8.15

Las fiestas del pueblo

Desde la ordenanza municipal de prohibir los toros en las fiestas de la pequeña localidad manchega, los habitantes del pueblo estaban que trinaban. Ahora habían escuchado del nuevo alcalde que el consumo de carne quedaría vetado. Los lugareños iban a celebrar una nueva festividad ese año. El primer plato estaba servido: Alcalde a la brasa.

1 comentario:

  1. Los lunes yo también haría gente a la brasa jejeje :) en serio, esto de los animalitos es algo que debatir a fondo. Tendremos tiempo entre peces. Bon dia!

    ResponderEliminar