body {background:transparent url(url_de_la_imagen_de_fondo);}

21.5.15

Mujer(eres)

La niña

Siguiendo órdenes. Siendo educada para ser una buena chica. Hace ballet, aunque no le gusta. Ella siempre quiso jugar al fútbol y tocar el saxo. Le gusta el color rosa y jugar con sus muñecas. Quiere tener un perro y muchos amigos. De mayor quiere ser científica, pero su papá no le deja.

La joven

- Vístete mejor. ¡No ves que vas enseñando demasiado! Luego te asombras si te dicen algo por la calle. ¡Fresca! Solo eres más que una fresca – grita su madre por enésima vez en el día.

Estudia. Tiene un trabajo precario. Sus ideales son fuertes, nadie consigue que tiemblen. Esta enamorada de la vida. Quiere irse de casa pronto.

La adulta

En un mundo de hombres difícil es destacar en su trabajo. Si consigue un ascenso todo el mundo piensa, automáticamente, que algo ha pasado con el jefe. Le llaman señora. Le angustia la edad. Compra cremas que prometen resultados milagrosos. Bebe giseng y jengibre. Cuida su cuerpo, pero olvida su mente.

Llega a casa cansada. Debe de limpiar, cuidad a su hija, ser una buena amante. Ser feliz dentro de una rutina que le quita las energías y las ganas de vivir.

La anciana

Hace balance de su vida. Se arrepiente de la cirugía. ¿Por qué se aumentó el pecho? Ahora no consigue dormir y siempre le duele la espalda.

Recuerda los cuentos de princesas en los que creyó siendo chiquilla. ¿Por qué les venden esas patrañas a las niñas?

Al final no siguió su sueño, pero no tuvo una mala vida.

En el lecho de muerte piensa en como hubiera sido ganar el premio a una carrera dedicada a eliminar prejuicios y discriminaciones rompiendo la brecha de género existente.


“No se nace mujer, se llega a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino” – Simone de Beauvoir.

Relato publicado en la revista de Valencia Escribe en el nº de mayo

2 comentarios:

  1. me encanta :)
    felicidades esther, la lucha feminista siempre!!

    ResponderEliminar
  2. Este es el que recitaste la última vez!!
    Muy tú juju

    ResponderEliminar