body {background:transparent url(url_de_la_imagen_de_fondo);}

16.5.16

Opulencia distraída

Una tumba vacía. Un cadáver ausente. La familia no escatimó en gastos: la lápida brillaba con los grabados de oro, el excelente buffet, la orquesta contratada desde Viena y la lectura del epitafio a cargo del mismísimo presidente. Mientras, el difunto olvidado tomaba el sol en su piso de Vallecas.

Microrelato publicado en 50 palabras - http://www.cincuentapalabras.com/2016/05/opulencia-distraida.html?showComment=1463380144551#c3747762356481989924

No hay comentarios:

Publicar un comentario