body {background:transparent url(url_de_la_imagen_de_fondo);}

8.7.14

Libro


El libro posaba desnudo, tomando el sol. Le avisaron de que se quemaría, que sus palabras se desvanecerían, que su mensaje se dañaría. Pero no hizo caso a nadie. Abierto de par en par mostraba sus finas hojas. El sol penetró fuertemente en él, y de esa forma pudo sentir el calor que hace años no sentía.  El de unos brazos rodeándole, disfrutando de aquello que él tenía que contar.

El libro murió, quemado. Solo quedó de él polvo y tinta.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ok. Es un libro, un libro normal y corriente. Abierto de par en par, bajo los rayos del sol. Se quema, de deteriora por el sol, y el libro lo que siente antes de "morir" es el calor del sol, que el percibe como si fuera las manos de un/a lector/a.

      Eliminar